martes, 2 de octubre de 2018

LA ORDENANZA DE REGULARIZACIÓN DE VIVIENDAS DEL DISEMINADO ENTRA EN VIGOR

Un total de 635 vecinos con propiedades colindantes a suelos urbanos consolidados ya puede acogerse al proceso y obtener los servicios básicos



El proceso de regularización de viviendas en el diseminado de Chiclana ya es una realidad, después de que el pasado viernes se publicara en el Boletín Oficial de la Provincia la aprobación definitiva de la Ordenanza de Regularización, entrando en vigor el sábado 29 de septiembre. Así lo han anunciado las delegadas municipales de Diseminado y Urbanismo, Cándida Verdier y Ana González respectivamente, quienes han indicado que “desde el pasado sábado ya es posible llevar a cabo la regularización de los 22,5 millones de metros cuadrados de suelos urbanos no consolidados”.




“Desde las delegaciones de Urbanismo y Diseminado estamos trabajando con los técnicos municipales para que en el menor tiempo posible podamos ver las primeras actuaciones en el proceso de regularización”, ha expresado Cándida Verdier, quien ha aclarado que “tendrá la posibilidad de incorporarse al proceso de forma inmediata un total de 635 viviendas ubicadas junto a suelos urbanos consolidados en diez áreas diferentes. Es decir, 635 propietarios podrán iniciar el procedimiento desde ya, por lo que nos dirigiremos a ellos para comunicárselo, teniendo en cuenta de que hablamos de un proceso voluntario, no obligatorio”.



Asimismo, la delegada de Diseminado ha indicado que, “tras este grupo de 635 viviendas ubicadas junto a suelos urbanos consolidados, podrán acogerse al proceso de regularización aquellos vecinos que tienen cerca los servicios de abastecimiento y saneamiento. Para ello será necesario delimitar el ámbito de actuación y elaborar el correspondiente proyecto de urbanización”. “Se trata de un procedimiento más laborioso, pero perfectamente ejecutable en los próximos meses”, ha aclarado Verdier, quien ha añadido que “el proceso continuará con aquellos ámbitos más alejados”.



“Estamos trabajando con los técnicos municipales de Urbanismo y Diseminado, así como con los técnicos de Chiclana Natural y la empresa suministradora de electricidad, Endesa, para que todos los servicios básicos sean una realidad pronto”, ha recalcado Cándida Verdier, quien ha indicado que “también estamos trabajando respecto al 10 por ciento de aprovechamientos, después de que se tuviera que modificar en la aprobación definitiva del documento respecto a lo acordado en la aprobación inicial. Nos comprometimos con los vecinos a modificarlo y en ello están los técnicos de Urbanismo, Diseminado e Intervención de cara a que el coste final del proceso se vea minorado”.



Por su parte, Ana González ha explicado que “en esta primera línea de viviendas ubicadas junto a los suelos urbanos consolidados, cada una de las parcelas va a tener un procedimiento, por lo que tendremos que ver cada uno de los casos. Así, habrá parcelas que estarán en proindivisos que, mediante complejos inmobiliarios o licencias de segregación, podrán segregarse y solicitar la legalización de la vivienda, presentando informes de las distintas compañías suministradoras, en los que dan validez al proceso”. “Este proceso terminará en una licencia de primera ocupación o en AFO, pero en cualquier caso se procederá a la ejecución de las acometidas”, ha aclarado.


“En cuanto al resto de viviendas de los suelos urbanos no consolidados, se deberá delimitar un ámbito de actuación, en el que se entienden que los proyectos de actuación van a ser viables, se realizará el proyecto de urbanización y se ejecutarán las redes de abastecimiento y saneamiento”, ha recalcado la delegada municipal de Urbanismo, quien ha adelantado que “ya hemos recibido en la delegación varias solicitudes de delimitación de ámbitos de actuación de cara a desarrollar los proyectos de urbanización”. “En definitiva, los vecinos de los suelos urbanos no consolidados pueden desde ya iniciar los procesos para obtener los servicios básicos en sus viviendas”, ha insistido.