viernes, 27 de noviembre de 2015

“El señor Marín ha hecho el ridículo espantoso con la supuesta suplantación de su identidad”


La portavoz del Gobierno municipal, Cándida Verdier, lamenta que “el PP vuelve a atacar a los funcionarios por un simple error” y añade que “sorprende que precisamente hable él de judicializar la vida política” 


El responsable del Servicio de Organización y Calidad del Ayuntamiento, José Antonio Domínguez, aclara que “ha sido un descuido que ayer solventamos en un minuto y no una suplantación de personalidad” 




Chiclana a 24 de noviembre de 2015

La portavoz del Gobierno municipal, Cándida Verdier, y el responsable del Servicio de Organización y Calidad del Ayuntamiento de Chiclana, José Antonio Domínguez, han comparecido ante los medios de comunicación para salir al paso de las acusaciones vertidas por el concejal del PP, Ernesto Marín, sobre una supuesta suplantación de su identidad en la página web municipal. 

En este sentido, José Antonio Domínguez ha aclarado que “se trata de un simple error y no se trata de ninguna suplantación de personalidad”. “En el registro del portavoz del principal grupo de la oposición que aparece en la web estaba durante la anterior legislatura el señor Román. Con el cambio de Gobierno se cambiaron los datos y fotografías, pero el enlace del correo electrónico no se cambió por un descuido”, ha explicado el jefe del Servicio de Organización y Calidad, quien ha añadido que “ayer mismo, cuando tuvimos conocimiento de esta circunstancia, se subsanó el error en un minuto”.

“No se puede decir que se envía un correo electrónico y que desde el Ayuntamiento se redirige a otra dirección, sino que el usuario que va a enviar un email pincha en el enlace y ve perfectamente cómo aparece un destinatario diferente”, ha recalcado Domínguez, quien ha insistido en que “no ha habido mala intención en ningún momento ni nos han dicho qué debíamos hacer”. “El alcalde recibe una media de 300 correos diarios y buscando la palabra 'Ernesto' solo hemos encontrado algunas relativas a otras personas, no a Ernesto Marín”, ha indicado.

Por su parte, la portavoz socialista ha iniciado su comparecencia destacando que “el señor Marín ha hecho el ridículo espantoso, al acusarle al alcalde de supuestamente suplantarle la identidad”. “En menos de una semana desde el PP se ha atacado nuevamente a los funcionarios del Ayuntamiento, primero la señora Hita diciendo que vienen a 'echar el ratito' y ahora el señor Marín, que se mete con los trabajadores del Servicio de Organización y Calidad”, ha lamentado Verdier, quien ha añadido que “han tratado de convertir un simple despiste en una cuestión de Estado. De ahí que el señor Marín haya hecho el ridículo”.

“Lo sucedido con este asunto demuestra que el señor Marín se trata de una persona que no está centrada, que está aburrida y no hace nada, tanto por las mañanas como por las tardes”, ha expresado Cándida Verdier, quien ha incidido en que “ha buscado algo para estar en los medios de comunicación”. “En definitiva, se trata de un error, para nada intencionado por los funcionarios ni el Gobierno, que se podía haber solucionado de forma tan sencilla como llamar por teléfono al Ayuntamiento y explicar qué estaba sucediendo”, ha comentado.

Asimismo, la portavoz del Gobierno ha destacado que “al señor Marín simplemente le ha dejado de sonar el teléfono y de llegarle correos”. “Es de una maldad increíble que desde hace dos meses detectara el error y no llamara o viniera al Ayuntamiento para comunicarlo. Y, sin embargo, viene ahora a denunciarlo ante los medios de comunicación”, ha criticado Verdier, quien ha aclarado que “esta circunstancia solo sucede en caso de mandar un correo por la página web. Por tanto, si alguien escribía directamente a su correo electrónico, él recibía ese email”.


Judicializar la vida política

Por último, Cándida Verdier ha mostrado su sorpresa por las afirmaciones de Ernesto Marín en relación a no querer judicializar la vida política. “Sorprende que sea precisamente el señor Marín el que diga esto, cuando precisamente en este Pleno llevamos, por segunda vez, el tema de la denuncia que él como alcalde planteó contra un concejal del PSOE y que ahora nos va a costar a los chiclaneros la friolera de 56.000 euros”, ha recordado la portavoz municipal, quien ha finalizado añadiendo que “estamos hablando de una persona que quiere emerger de la nada, puesto que ya no es nada en su partido y ha tenido una carrera política bastante corta. No es nada ni lo será, ya que se trata de un ex alcalde, un ex gerente de su empresa, un ex empresario y pronto será un ex concejal”.